Archivo de la etiqueta: contrato

Ya estamos a 31 de enero. Que la Adenda Laboral la firme su abuela

ruletarusaComo ya os adelantamos en una entrada anterior, y ya ha llegado el 31 de Enero, fecha límite que la dirección de la empresa nos daba para la firma de la Adenda laboral, os recordamos que, después de consultar con nuestros servicios jurídicos y de revisar la información proporcionada tanto por la Empresa como por otras Secciones Sindicales, nuestra recomendación con el Adenda a los contratos es NO FIRMAR, por las siguientes razones: Seguir leyendo Ya estamos a 31 de enero. Que la Adenda Laboral la firme su abuela

Anuncios

Pero entonces ¿firmo o no firmo?

firma-obliga
Ante la incertidumbre que está generando el envío que la empresa nos hace a toda la plantilla invitándonos a firmar una cláusula adicional a nuestro contrato de trabajo, y como continuación a nuestra primera comunicación sobre el tema queremos aclararos algunas cuestiones que pueden ayudaros a comprender la situación.

La representación de los trabajadores está estudiando consensuar una postura conjunta frente a este tema y en breve os iremos informando sobre el avance de esta iniciativa, pero mientras tanto, queremos transmitiros algunos puntos que ya vamos teniendo claros sobre la cláusula.

Se nos plantean varias preguntas. Unas relacionadas con la obligatoriedad o no de firmar, otras relacionadas con la legalidad de algunos puntos de la cláusula.

Obligatoriedad

En cuanto a la necesidad de la firma, independientemente del contenido, es obvio que no ha habido ninguna legislación reciente que obligue a los trabajadores a firmar ninguna cláusula adicional a su contrato. Llama la atención que en el correo citen el art. 31 bis del Código Penal (responsabilidad penal de las personas jurídicas), pero luego no introduzcan ninguna política relativa a la salvaguarda de la legalidad empresarial en materias fiscal, contable, prevención de riesgos laborales, etc… En todo caso respondemos a las dos preguntas que te puedes plantear en este sentido:

  • ¿Qué pasa si no firmo? No firmar tiene las mismas consecuencias que no firmar un contrato: no hay obligaciones ni para una parte ni para la otra. No debería tener consecuencias disciplinarias directas, es decir, no te van a despedir o sancionar por no firmarlo en principio. (Decimos en principio porque ya sabes que según nuestra legislación el despido es libre: un despido improcedente es perfectamente legal siempre que se acompañe con su correspondiente indemnización.)
  • ¿Qué pasa si firmo? Las implicaciones de firmar a nivel individual son más complejas. Al ser una cláusula que mezcla diversos aspectos y con partes del texto contrarios a derecho, y otras que dependen de la voluntad de las partes, podemos resumir al menos las siguientes implicaciones si la cláusula continúa con la redacción inicial:
  • En cuanto a los puntos de la cláusula que son contrarios a la ley las consecuencias de firmar son las mismas que firmar un contrato realizado en fraude de Ley. Lo contrario a Derecho es nulo, pero para reclamar la legalidad tienes que impugnarlo.
  • Ahora bien, hay puntos de la cláusula que sí dependen de la voluntad de las partes, en estos casos firmar supone aceptar las nuevas condiciones.  Por ejemplo, si un día la empresa decide investigar el correo personal de un trabajador y dice que no es posible que un/a representante de los trabajadores esté presente; el trabajador, firmando la cláusula, ha asumido que puede no haber un representante, y esto puede ser interpretado como una renuncia a este derecho.
  • Otros casos no se ven afectos por la voluntad de las partes, por ejemplo que la empresa ceda tus datos a otro país sin tener en cuenta el nivel de protección de datos en su legislación.
  • Finalmente, hay zonas grises, como es el tema de la propiedad industrial o intelectual, puesto que firmarlo podría interpretarse como una renuncia de derechos por parte del trabajador a ser compensado económicamente.

Nuestro consejo es, como decíamos en el anterior escrito NO FIRMAR la cláusula con la redacción actual. En caso de que alguien decida firmar a pesar de nuestro consejo, recomendaríamos añadir el texto:

“El/la trabajador/a asume los derechos y obligaciones de esta cláusula adicional que no conculquen la legalidad vigente, y no supongan renuncia de derechos reconocidos legal y convencionalmente.”

Contenido

En cuanto al contenido, nuestros servicios jurídicos nos han redactado una nota jurídica que Adjuntamos.

Dentro de la redacción de la cláusula hay aspectos que podrían ser denunciables en la Inspección de Trabajo o en la Agencia de protección de datos.

Otros en cambio son de derecho necesario, es decir, que aunque el trabajador lo haya firmado se puede impugnar porque sería nulo de pleno derecho, sobre todo en lo relativo a la protección de datos.

A continuación puedes consultar la nota jurídica:

notajuridica

No firmes cláusulas que puedan utilizarse en tu contra

peces

Este es uno más de los casos en los que la unión es importante.
No firmemos voluntariamente nada que nos perjudique.
Si nos negamos en bloque la presión cambiará de sentido.

Como ya han manifestado otras secciones sindicales, CGT recomienda NO firmar la cláusula que Tecnocom está enviando a toda la plantilla titulada “Cláusula adicional a tu actual Contrato de Trabajo”, por el momento. Hemos puesto en manos de nuestros servicios jurídicos esta cláusula para que nos den respuesta sobre cómo puede afectarnos a los trabajadores.

Al contar con una fecha límite hasta el 31/01/2017 creemos que hay tiempo suficiente para asesorarnos debidamente y saber cómo nos afectaría esta firma. En caso de que intenten presionarte para realizar la firma recuerda que hay un plazo marcado y no tienes por qué hacerlo. Si tienes dudas te aconsejamos que lo consultes con un abogado laboralista antes de emprender cualquier acción.

Como consejo general para cualquier caso futuro parecido, siempre es recomendable asesorarse antes de firmar ninguna cláusula, y más en este caso en el que hay indicios de cláusulas abusivas al entrar en temas delicados como protección de datos, invasión de la intimidad, confidencialidad, no competencia, etc…

No entendemos la necesidad por parte de la empresa de exigirnos que firmemos esta cláusula que, a simple vista, no puede más que perjudicarnos como trabajadores, especialmente en caso de despido.